Licencia por paternidad: ¿Qué beneficios trae?

Autor:

En un estudio reciente realizado por EY y el Instituto Peterson de Economía Internacional, los investigadores analizaron los datos de casi 22,000 empresas en 91 países para determinar cómo la licencia familiar (maternidad y paternidad) ordenada por el gobierno afecta el avance profesional de las mujeres. La licencia de maternidad no estaba fuertemente asociada con las mujeres en el liderazgo, pero la licencia de paternidad sí lo estaba. De hecho, los 10 países con los porcentajes más altos de mujeres líderes ofrecieron 11 veces más días de licencia para los nuevos padres que los 10 países más bajos.

Las mujeres enfrentan grandes problemas en el mercado laboral. Entre ellos, el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal/familiar, así como el sesgos inconscientes en los procesos de contratación. Si nos ponemos a pensar en una entrevista realizada a una mujer en edad fértil, los sesgos muy probablemente harán que, la persona que entrevista, se plantee los siguientes cuestionamientos:  1.¿Saldrá embarazada pronto?, 2. Si es así, ¿estará fuera por algunos meses?, 2. ¿Podrá trabajar hasta tarde?, 3. ¿Podrá viajar por periodos largos?. Estas interrogantes son producto de la sociedad y de los roles divididos por género que, muy ciertamente, pueden ser disminuidos a través de acciones positivas que incentiven la equidad.

La licencia de paternidad es una prestación otorgada por las organizaciones a sus colaboradores con el fin de destinar tiempo al cuidado de sus hijos, ya sea por nacimiento o por adopción. En Perú, según la modificación del artículo 2 de la Ley 29409, Ley que concede el derecho de licencia por paternidad a los trabajadores de la actividad pública y privada, el período de esta licencia son 10 días hábiles contados a partir del nacimiento del bebé o como elija el padre, según las opciones brindadas por la norma. Esta licencia no requiere de la convivencia mínima.

A pesar del corto tiempo otorgado por el Estado, algunas empresas han decidido extender el periodo de la licencia de paternidad hasta por 6 semanas remuneradas con el fin de involucrar a los padres en el cuidado de sus hijos/as, y equiparar con su pareja las responsabilidades que requieren los recién nacidos/as. De esta forma, fomentamos la decostrucción de estereotipos de género asociados a los roles de cuidado.

BENEFICIOS DE LA LICENCIA DE PATERNIDAD EXTENDIDA:

  1. Involucramiento activo de los padres en el cuidado de sus hijos/as: Según el estudio “La licencia de paternidad y la participación de los padres con sus niños” muestran que los papás que toman un importante descanso cuando nacen sus hijos siguen participando más en la vida de sus hijos que aquellos que no lo hacen. Esto significa que los padres tienen relaciones más satisfactorias con sus hijos y que las madres tienen más tiempo para enfocarse en avanzar en el trabajo.
  2. Equidad de género: De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, al reconocer el derecho a la licencia de paternidad en la legislación nacional, los gobiernos, los trabajadores, los empresarios y la sociedad en su conjunto afirman públicamente que valoran el trabajo de las mujeres y de los hombres por igual.
  3. Contratación sin sesgos de género: Cuando las organizaciones cuentan con una licencia de paternidad extendida el personal de selección no podrán considerar más conveniente contratar a un hombre pues la licencia generará un gasto tal como en las licencias de maternidad.
  4. Mujeres en posiciones de liderazgo: La licencia de paternidad contribuye a que las madres no tengan que cargar con los cuidados de sus hijos/as exclusivamente  y logren un balance entre su vida laboral y su vida personal, lo que les permitirá posteriormente tener tiempo para alcanzar posiciones de liderazgo dentro de sus organizaciones.